dimarts, 15 de maig de 2012

EL PRIMER RODAJE EN NOU BARRIS


Todas las presentaciones son fructíferas, por la diversidad de los asistentes. En la presentación del libro “Los cines en Nou Barris”, intencionadamente lancé varios reclamos, asegurando que no podía verificar algunos datos relacionados con actores que me habían comentado que estaban vinculados con el Distrito. Tras el cese de los parlamentos, varias personas dialogaron conmigo. En algunos casos conseguí un número de teléfono, en otros un correo electrónico, y en todos los casos un deseo de colaboración. Entre los casos a destacar fueron: El Sr. Manuel, vecino de Sant Andreu, y cinéfilo, que se sacó del bolsillo un sobre y enseñándome un programa de mano me comentó: “Es el único programa de mano que tengo de cines de Nou Barris”. Aquel trozo de papel, con varias décadas de antigüedad, ya que estaba con fecha de la verbena de Sant Joan de 1946, era un programa de cine, en formato de mano, del Cine Teatro “El Barco”. El primero que pude tener en mis manos. Desde otras voces me facilitaron datos, que posteriormente, he podido verificar, que la popular actriz Margarida Minguillón, durante muchos años residió en una de las calles del Turó de la Peira. La Sra. Maribel, quién me facilitó un numero de teléfono, me aseguró que había una película que se había rodado en los alrededores de la antigua parroquia de Santa Eulalia.


Me interesé por el tema y la llamé al día siguiente: me facilitó datos relativos a la película. El título “Sucedió en mi aldea”, dirigida por Antonio Santillán Esteban (Madrid 1909 – Barcelona, 17 de enero de 1966), e interpretada por Ernesto Vilches, Pepito Moratalla, Joan Capri, Rafael Calvo, Miguel Gila, José Isbert, Antonio Riquelme, Roman Quadreny y muchos otros.
El director de la película, había trabajado como distribuidor y director de doblaje. En 1951 fue contratado por el todo terreno Ignacio F. Iquino para que dirigiera “Almas en peligro”. En 1954 fue llamado por Fidel Osete Sana para dirigir “Sucedió en mi aldea”. Participaron en el rodaje vecinos del barrio. A los niños para el rodaje se les exigió que llevasen los pantalones remendados. Es de destacar en su papel de “chispa” al actor Pepito Moratalla (Sisante (Cuenca), 23 de diciembre de 1941- Madrid 12 de enero de 1990), uno de los primeros niños prodigio secundarios, que ya había realizado su primera película con 6 años.


La trama argumental narra la historia de dos jóvenes e ingenuos monaguillos de una pequeña localidad que parten en busca de dinero que les permita comprar una nueva campana para la torre de la iglesia, ya que la anterior, con mucha tradición, ha sido enmudecida por la acción de un rayo. Los dos protagonistas se ven envueltos en numerosas aventuras en  Madrid.
Como se ha comentado aparecen numerosas imágenes exteriores e interiores con el fondo de la antigua parroquia de Santa Eulalia i la masía de Ca’n’Artés, Can Basté y alrededores. En aquellos tiempos el núcleo de Santa Eulalia de Vilapicina, era un reducto de regusto rural con los edificios citados. Visto desde la distancia destaca, por su estética de pequeño pueblo, ya que queda totalmente envuelto de grandes edificaciones. Una vez dentro es como si el tiempo no hubiese pasado y todavía estuviésemos en el pequeño núcleo rural que era antes de que fuese anexionada a Barcelona.



Con estos datos, si exceptuamos el documental “Reportaje del Movimiento Revolucionario en Barcelona”, que se rodó durante los inicios de la guerra Civil en la parte del manicomio y el actual Can Peguera, podemos verificar que la primera película que se rodó, en parte, en escenarios naturales de algún barrio del actual Nou Barris fue “Sucedió en mi aldea”, que se inició su rodaje en 1954.
Se estrenó en el mejor cine de Barcelona de aquella época, el Windsor Palace, en la sesión de noche del 11 de enero de 1956. La critica del estreno hablaba, en relación a la película de “sitúa al cine español a la altura del mejor cine italiano”.



Roberto Lahuerta Melero

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada